domingo, 18 de noviembre de 2012

¿Quién ha olvidado el tutú?

       Este lunes 12 volvió a escribirnos Colorín para pedirnos nuestra ayuda. Había estado en nuestro cole y había encontrado a una bailarina danzando al ritmo de una música muy bonita y muy suave, pero.... al verlo se marchó y dejó allí su tutú y sus zapatillas. De esta forma tan mágica nos "sumergíamos" en la música clásica.


¿De quién será?

"de una bailarina seño" "está duro"

Las voluntarias, en bailarinas se quisieron convertir

Ahisa estaba encantada pero... ¡le quedaba algo grande!


"a mi seño también me está grande"

Aunque le quedaba grande Celia estaba encantada con él

Julia no dejaba de bailar a pesar de la talla
       Todos nos decían que era de bailarinas y muchos de ellos añadían que era para bailar MÚSICA CLÁSICA. "¿cómo suena la música clásica?" "se baila así"... con esta pequeña sorpresa y cercanía nos aproximamos a otro estilo de música:  la clásica.


A todos les gustaba el tutú y todos sonreían, pero muy pocas querían ponérselo
pues estaba cargado de misterio. "¿De quién era?

      Nos fuimos a nuestras clases y allí algunas niñas dijeron que ese tutú era de HELENA la profe de baile. Hubo hipótesis de cómo había llegado hasta allí. Para solucionarlo, entre todos la escribimos para preguntárselo ya que había mucha seguridad por parte de algunas niñas de que pertenecía a ella.
"Hola Helena:
¿Has perdido un tutú?
Lo tenemos en la clase del cole.
 ¿´Quiéres venir a verlo y nos enseñas a bailar?
Te invitamos el viernes.
Un abrazo grande

      Algunas niñas de nuestro cole se lo llevaron a sus clases y......
 Helena, encantada nos visitó:


"Pero si son mías"


"y el tutú también, ¿ os gusta chicos?
      Helena desapareció para vestirse de bailarina y tuvimos una gran suerte y una gran sorpresa.... Regresó con una de sus grandes bailarinas: María, que está de prácticas en nuestro cole. El espectáculo fue maravilloso y su puesta en escena junto a los niños también. Pudimos ver al cisne negro y al cisne blanco cerquita y en directo, además de escuchar "El lago de los cisnes".

Algunos niños dijeron que eran cisnes


Ayudaron a poner las plumas las pequeñas

Y... ¡ a bailar!

Nuestros peques quedaron encantados y en silencio escuchando a Chaykosky y viéndoles a ellas bailar.


Ahora les tocaba también a los demás. Elena y María lo hicieron encantadas

Celia y Laura también

Clara y Lucía también, aunque con más vergüenza

Irene y Julia intentaron hacer puntas!

Todos en pequeño grupo







      Fue una gran experiencia para todos, niños, bailarinas y docentes que una vez más saboreamos el placer de acercar nuestros recursos del pueblo (que son muchísimos) a nuestras aulas, enriqueciendo así las experiencias, con la música y el baile, de nuestros pequeños. Gracias Helena y gracias chicos por ilusionaros cada día más con cada actividad que realizamos.

No hay comentarios: